Lefrik: “El éxito de la pop up store nos ha hecho plantearnos abrir una tienda física”

Lefrik thumb
Le Frik, Curra Rotondo
Curra Rotondo es CEO de lefrik.com.

Presentamos el proyecto de tienda online de un par de amigos que un buen día decidieron hacer las maletas, literalmente, y mudarse al negocio del comercio online.

Les hemos conocido por la “pop up store” que abrieron en navidad en Madrid, en el barrio de Malasaña. Son lefrik.com y su aventura con la pop up, una de esas tiendas efímeras que aparecen en un espacio durante un breve periodo de tiempo, en este caso dos meses, no les ha ido nada mal.

En lefrik.com han diseñado sus productos para hacer de la vida un lugar más ordenado y liviano. En estos tiempos convulsos se agradece tener ordenado aunque solo sea el cajón de los calcetines. Maletas de cabina, neceseres o funda para ipad. Todo este mundo de continentes es lefrik.com.

Responde a nuestras preguntas una de sus socias, Curra Rotondo.

“Queríamos un producto que fuera directamente de la fábrica al cliente”

Curra y su socio buscaban crear un producto único, tener un control absoluto y conseguir ofrecérselo al cliente por el menor precio posible.

La venta online les permitía no entrar en costes de local y de personal. Empezaron por diseñar los elementos de su catálogo desde cero: materiales, estructuras… En mente siempre su público objetivo, profesionales que viajan mucho, tienen poco tiempo y quieren acompañarse de objetos, prácticos, bonitos y baratos. Después de un año de trabajo, en agosto de 2011, inauguraron su tienda en Internet.

“Es difícil lanzar una marca solo desde el online”

Después de unos meses funcionando se encontraron con un buen tráfico en su tienda pero con un público que no compraba tanto como hubiera sido deseable. Si trabajas mucho las redes sociales y la estrategia de SEM las visitas llegan, lo difícil es hacer que compren. Fue ante este problema, cuando se decidieron a apostar por una pop up store para la temporada navideña.

Le Frik online store, lefrik.com
Tienda online de Le Frik.

Con la pop up store se han lanzado nuestras ventas

Tener un espacio a pie de calle les ha ayudado a conocer mejor la relación del público con su producto. Hemos visto que nuestros diseños gustan, en online es difícil conseguir ese feedback, en general la gente no nos paramos a dejar muchos comentarios. En la tienda física han podido descubrir por ejemplo, que la gente prefiere los maletines más grandes porque sus portátiles suelen ser de 13 pulgadas. Y han comprobado que objetos como los suyos es necesario que la gente los toque, que vea que son de buena calidad, que los materiales son livianos, que están bien terminados…

Y sí, hemos vendido mucho más de lo que esperábamos, pero bueno en navidades es más fácil vender. Curra nos destaca emocionada sus primeras ventas internacionales. Es gente que ha pasado por la tienda y después ha comprado online, desde Irlanda o desde Italia.

Salto de online a offline

Lo habitual, y probablemente el camino más fácil, es el inverso: de tienda off a on, pero para Curra es “momento de hacer números” y estudiar si es viable el salto y dónde hacerlo. Tienen claro que no seguirán en el local que abrieron estas navidades. La popup era una acción de marketing pura y dura. Su idea: una tienda más ajustada a las necesidades de su catálogo y en una zona más comercial. Solo les falta seleccionar el destino, en Le Frik siempre tienen las maletas preparadas.